Desde Fisioterapia de la Serna queremos hablar de un tema que es más habitual de lo que pensamos: EL VÉRTIGO, ¿qué es? Es un malestar que se traduce en una sensación de desequilibrio e inestabilidad que produce una gran inseguridad e incapacidad para movernos, pudiendo llegar incluso a tener sensación de nauseas y desmayo. Entre las posibles causas destacamos:

– Musculatura cervical: al afectarse la musculatura suboccipital y paravertebral, se produce una compresión de la arteria vertebral y también puede, aunque no esté cerca, alterar el flujo de la arteria basilar. Esto causa una afectación de las ramas cerebelosa inferior anterior que irriga el cerebelo y la arteria laberíntica que vasculariza el oído interno. Afectando estas estructuras, pudiendo producir vértigo.

– Movilidad cervical: En relación con la musculatura, podríamos hablar de la movilidad de la columna cervical, al dar lugar una disfunción o hipomovilidad en la columna cervical y en hueso occipital permitirían una compresión en la arteria vertebral o basilar afectando a su flujo, y en última instancia en el sistema vestibular.

Disfuncion temporomandibular (desde ahora ATM o DTM): en Fisioterapia de la Serna Insistimos en que es más correcto el nombre disfunción cervicocraneomandibular, lo cual nos indica de forma más clara que se pueden producir los dos aspectos anteriores (afectación de la musculatura y/o movilidad). También la DTM, puede producir una rectificación de la columna cervical, pudiendo producir alteraciones en forma de vértigo. Así, hay que cuidar los malos hábitos orales (bruxismo, onicofagia (comerse las uñas), etc.), síntomas como cefalea, acúfenos, mala oclusión, etc. Pueden estar favoreciendo este problema indirectamente.

– También puede deberse a problemas otorrinolaringlogicos, odontológicos y/o maxilofaciales, neurológicos, etc. Por lo que nosotros siempre insistimos en la importancia del tratamiento multidisciplinar (interdisciplinar se usa mucho actualmente), para entre todos llegar a un mejor diagnóstico, con un razonamiento clínico y evidencia amplios y dar un mejor tratamiento y solución al paciente.
Una vez vistas las posibles causas, enfocamos su tratamiento, así, según la causa trataríamos la musculatura cervical y la movilidad de la zona, en el caso de las dos primeras causas.

Y en caso de ser un problema de ATM, haríamos los tratamientos que fueran necesarios según la causa, con un nivel de recuperación muy alto, por no decir total.

Una ves entendido el problema y vistas sus posibles causas y soluciones, esperamos haberos ayudado a comprender un problema que tiene más incapacitante de lo que piensan los que no lo padecen y al que se le ha hecho menos caso del debido durante décadas.

Esperamos vuestros comentarios.

Desde Fisioterapia de la Serna, esperamos que os sean de utilidad. Para más información, contacta con nosotros en fisioterapiadelaserna@gmail.com.

Comparte este articulo:

Comments Are Closed!!!