En Fisioterapia de la Serna, estudiamos, trabajamos y cada día hablamos y tratamos pacientes con patología de la ATM (Articulación temporomandibular), con muchos beneficios en el tratamiento, pero, ¿Sabemos exactamente, qué es la ATM?

LA ATM: es una articulación, que a simple vista parece muy sencilla, pero es muy compleja, ya que es un hueso con dos articulaciones, que se articula “simétricamente” con el hueso temporal. Siendo además, para ganar movilidad, una articulación no congruente (que necesita un “menisco” como en el caso de la rodilla) y es este disco flexible, el que hace posible que el cóndilo de la mandíbula, se mueva sobre la zona articular (cavidad glenoidea) del hueso temporal. Además encontramos una importante musculatura que completa la articulación junto con ligamentos, capsula articular, etc.
Músculos Temporal (1) y Masetero (2) y ATM.

 

Sus principales movimientos, son:
1.- Movimiento de apertura o descenso mandibular: consta de dos fases, una primera en la que se produce una rotación del cóndilo dentro la cavidad glenoidea y una segunda fase en la que el cóndilo mandibular se desplaza hacia delante acompañado del menisco interarticular
2.- Movimiento de cierre o ascenso mandibular: que consiste en la vuelta al punto de inicio, también en dos fases.
3.- Movimiento de propulsión mandibular: es el desplazamiento de la mandíbula hacia delante.
4.- Movimiento de retrusión mandibular: es la vuelta del movimiento anterior, pero por la capacidad del cóndilo, de comprimir en parte el tejido laxo retro-articular por delante del meato auditivo externo, se va hacia una posición mas posterior.
5.- Movimientos de lateralidad.
6.- Movimiento de intrusión mandibular: estando la boca en oclusión, es decir, cerrada, por intensificación en la acción de la musculatura elevadora, introducir los dientes en sus alveolos, es decir, una vez está la boca cerrada, apretar más, y notar como si los dientes se metieran hacia dentro.
7.- Movimiento de extrusión mandibular: es el movimiento de retorno de la intrusión.

La vida que llevamos hoy en día, de estrés, poco deporte, muchas horas en la oficina, poco tiempo real de poco, etc… favorecen, el aumento de la tensión muscular con la que vivimos, que se manifiesta, entre otros síntomas, en contracturas de la musculatura dorsal, cervical, pero también en la musculatura de la cara, que es uno de los principales factores de riesgo, a la hora de padecer problemas en la ATM. Por supuesto, unido a otras muchas causas como: traumatismos, alteraciones congénitas, sobreuso, u otras enfermedades como osteoartritis, capsulitis, poliartritis…

En Fisioterapia de la Serna, toda la patología de la ATM, la trabajamos con Terapia Manual. Siempre, después de un buen diagnóstico, basado en la evidencia científica, espués de hacer una valoración completa (amplitud y posible desviación en apertura bucal, localización del dolor, fuerza, contracturas, desgaste de piezas, posturologia, etc…para localizar y tratar adecuadamente la causa de la patología.

Además se recomienda realizar un programa de ejercicios domiciliarios para que el paciente continúe con un trabajo en casa de prevención y mantenimiento.

Desde Fisioterapia de la Serna, esperamos que os sean de utilidad. Para más información, contacta con nosotros en fisioterapiadelaserna@gmail.com.

Esperamos vuestros comentarios!

Comparte este articulo:

3 Comments

Fisiodelasernafebrero 1, 2012 at 8:31 am

Gracias a las dos

Fisiodelasernafebrero 1, 2012 at 8:31 am

Y parecía una cosa sin importancia! Me gusta mucho el enfoque que le dais!

Fisiodelasernafebrero 1, 2012 at 8:31 am

Que interesante! Me ha encantado!

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *