Desde Fisioterapia de la Serna, queremos hablar de LA LENGUA, un órgano mucho más importante y complejo de lo que a veces se piensa.

La lengua, es un órgano impar. Tiene un papel muy importante en la deglución (y digestión) y en la fonación, sin olvidar su importancia con la biomecánica de la boca, la oclusión y la articulación temporomandibular (ATM) y de su importancia en el sabor y sensación de temperatura en la boca.

Está formada por varios músculos: 

Lingual inferior
Lingual superior
Amigdalogloso
Faringogloso
Palatogloso
Estilogloso
Hiogloso
Geniogloso

La inervación motora, proviene de los nervios vago e hipogloso junto al plexo faríngeo, mientras que la sensitiva por los nervios glosofaríngeo, vago y lingual (rama del nervio mandibular, rama a su vez del nervio trigémino proveniente del ganglio de Gasser).


La irrigación proviene de la arteria lingual (rama de la arteria carótida externa) y de la vena lingual (que drena en la vena yugular interna por medio del tronco tirolinguofaringofacial).

El sentido del gusto depende de la estimulación de los llamados “botones gustativos”, los cuales se sitúan preferentemente en la lengua. El gusto actúa por contacto de las sustancias químicas solubles con la lengua. Los alimentos pueden ser dulces o salados, ácidos o amargos. Detectar esos sabores es la función de las papilas gustativas en la boca.

La lengua, puede tener varias posiciones, según sus funciones:

.- En reposo: la lengua se adapta a las partes duras de la boca, manteniendo contacto con la parte posterior de los incisivos inferiores.

.- Al respirar: por la nariz, con la boca cerrada, la lengua se apoya en el paladar, presionando la arcada dentaría superior, habiendo contra a los músculos bucinadores, muy portante este equilibro de fuerzas, para el normal desarrollo del paladar. 

.- Al tragar: la punta debe situarse en la parte rugosa del paladar duro, para activar el complejo mecanismo de la deglución. 
Principales problemas que puede ocasionar la lengua:

.- Una mala posición, ya sea al hablar, reposo o tragar, altera la mordida del paciente, al alterar la posición de los dientes, por la fuerza inadecuada ejercida sobre estos, pudiendo producir una maloclusión.

.- Respirador bucal: al no estar la lengua en contacto con el paladar, no se produce esa contra de fuerzas que ayuda al normal desarrollo del paladar, pudiendo producirse alteraciones como paladar estrecho. En bipedestacion y con la boca abierta para respirar; el paciente hiperextiende su cabeza proyectando hacia delante su barbilla pudiendo conllevar alteraciones en la postura.

.- Al tragar: si no se coloca la lengua en su sitio, dificultando la forma normal de tragar.

Una vez que sabemos de forma superficial cómo funciona y qué puede producir su anormal funcionamiento, es importante que en caso de notar algún problema, sea valorado por un especialista en disfunción temporomandibular, con un enfoque global, multidisciplinar y desde la mejor evidencia científica, que nos lleve a un buen diagnóstico y una correcta recuperación.

Esperamos que haya sido de vuestro interés y vuestros comentarios.

Desde
Fisioterapia de la Serna, esperamos que os sean de utilidad. Para más información, contacta con nosotros en
fisioterapiadelaserna@gmail.com.

Comparte este articulo:

Comments Are Closed!!!