Desde Fisioterapia de la Serna, queremos hablar de una parte muy importante del oído, EL TÍMPANO.

Es un estructura que separa el oído externo del oído medio. De textura delicada, delgada y con un diámetro de entre 8-10 mm. Cubierta de mucosa su parte interna y de una fina capa de piel la parte externa. La mucosa, cubre toda la caja timpánica, una cavidad de aire situará tras el tímpano y que está comunicada con las fosas nasales por la trompa de Eustaquio.


Su función principal es permitir la audición al trasmitir los sonidos. Capta los estímulos sonoros que llegan por el oído externo y por vibración, como si fuera un tambor, por los huesecillos del oido, dentro del oído medio, se trasmite la vibración y se convierte en impulsos nerviosos, que llegan después al cerebro por medio del oído interno.

Otra función del tímpano, es la protectora. Ya que impide la entrada de sustancias o bacterias al oído interno. Por ello, en personas con el tímpano perforado, además de poder empeorar su audición, puede aumentar el riesgo de infecciones, al no estar cerrada esa barrera protectora.

También las infecciones, pueden ser una amenaza para el tímpano, produciéndose el camino contrario. Sobre todo en edad infantil, puede producirse un acumuló de pus tras el tímpano, que produzca un aumento de presión importante, que puede llegar a romper el tímpano. 

¿Por qué se puede rompe el tímpano?


El tímpano puede romperse por:

• Traumatismos acústicos, ruidos muy potentes o fuertes muy continuados.
• Barotraumas, diferencias bruscas de presión, por ejemplo, es un riesgo del buceo.
• Lesiones directas, como puede pasar al hacer mucha fuerza con los bastoncillos de oído.

¿Cómo puedo saber si tengo el tímpano roto?

1.- Visitando al otorrinolaringologo, especialista que nos evaluará con el otoscopio y verá el estado del mismo.


2.- Dolor, supuración, picor, etc.
3.- Vértigo, sensación de zumbido como acúfeno, hipoacusia (disminución en la audición), etc.
4.- Los pasos 2 y 3, deben llevarnos al paso 1. En caso de que no hubiera nada lesionado, en el caso 3, un fisioterapeuta especializado, como en Fisioterapia de la Serna, puede ser de gran ayuda.

¿Se puede curar una ruptura del tímpano?

Normalmente, cura por si solo, en un plazo de unos 2-3 meses. En caso de no ser así, el Otorrino, podría llevar a cabo una cirugía llamada timpanoplastia, destinada a arreglarlo.

El tratamiento médico, se suele enfocar a aliviar síntomas, como el dolor y evitar las infecciones. Siendo muy importante, que esté limpio y seco.

Esperemos que esta explicación, os haya ayudado a entender un poco más el oído.
Esperamos vuestros comentarios.

Desde Fisioterapia de la Serna, esperamos que os sean de utilidad. Para más información, contacta con nosotros en fisioterapiadelaserna@gmail.com.

 

Comparte este articulo:

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *