Desde Fisioterapia de la Serna, somos unos grandes defensores de la natación y por eso queremos hablar de su estilo más antiguo, LA BRAZA o también llamado de pecho o de rana. 
Es uno de los estilos más populares junto al crol y suele ser el primero que aprenden los nadadores por su facilidad inicial, aunque luego es que tiene la técnica más difícil de dominar bien, debido a la coordinación de movimientos que requiere. 

Sin duda alguna, es el estilo más lento de todos, porque al preparar la patada se produce una desaceleración importante. Pero tiene unas características que facilitan su práctica:

– La posición es más cómoda para respirar que en otros estilos.
– Los movimientos requieren menos fuerza y son más simétricos, lo que los facilita.
– Facilita la orientación visual y auditiva en su práctica.
Y entre las cosas que la complican:
– La presión que se produce sobre la rodilla, pudiendo producir la “rodilla del bracista”, al forzar los ligamentos, meniscos y cápsula articular.
– Mayor presión en zona lumbar, salvo que tengamos hiperlordosis, que puede ayudarnos.
– Adquirir técnica de coordinación correcta entre piernas y brazos. Ya que la patada y la brazada suponen cada uno un 50% de la efectividad de la potencia a braza.

En los últimos tiempos, se está viendo un cambio en el estilo, hacía nadar con las caderas más bajas y los hombros entrando y saliendo del agua, más parecido a mariposa, aumentando la resistencia y propulsión. Antiguamente era más plano todo el estilo.

Con estos consejos y una prueba de esfuerzo, para asegurarnos que no tendremos ningún problemas de salud, esperamos que disfrutéis de éste estilo y de la natación en general. 

Esperamos que os haya gustado y vuestros comentarios.

Desde Fisioterapia de la Serna, esperamos que os sean de utilidad. Para más información, contacta con nosotros en fisioterapiadelaserna@gmail.com.

Comparte este articulo:

Comments Are Closed!!!