Desde Fisioterapia de la Serna, queremos hablar de una experiencia maravillosa, es más, no se de nadie al que no le haya gustado, nos referimos a hacer EL CAMINO DE SANTIAGO.

Mapa_medieval_del_Camino_de_Santiago
Por diversas motivaciones, ya sea por una motivación religiosa, experiencia nueva, viajar, conocer gente, etc y desde hace siglos, cada vez más gente se convierte en peregrino y hace el Camino De Santiago en sus diferentes vertientes. Por eso, queremos daros unos consejos para hacerlo sin lesiones o con las menos posibles.

Así que os dejamos unos consejos para antes de salir:

  • Aunque no hace falta ser un deportista de élite, la preparación es importante, ya que se hacen rutas diarias largas y varios días seguidos.
  • Cuidar el equipaje, por la misma razón que antes, se recomienda llevar una mochila de unos 8kg y pensar bien que necesitamos, ya que tantas horas y kilómetros, tantos días, pueden causar lesiones.
  • Hacer una prueba de esfuerzo y una revisión antes de salir, para evitar sorpresas evitables.

Monolito_del_Camino_de_Santiago_en_un_prado
Y unos consejos sobre las posibles lesiones propiamente dichas:

  1.  Las ampollas, lo sufre un 25% de los peregrinos, así que es probablemente lo primero que se nos viene a todos a la cabeza. Para evitarlas debemos evitar:
    • Calzado nuevo, se debe usar unos meses antes, de manera que esté adaptado a nuestra pisada, lo que dificultará la aparición de rozaduras, ampollas, dolor de pies, etc.
    • Cuidado con el calcetín, lo recomendable es que sea de algodón y sin costuras. Sino, es bueno que sea de material que seque rápido y que transpire bien. Algunos profesionales de la podología, recomiendan usar crema hidratante que disminuye parte del roce del calzado.
    • Calzado adecuado, es decir, con el que vayamos cómodos. No son necesarias botas de alta montaña, aunque como llueve, un calzado con gore-tex, es muy aconsejable  y sobre todo que transpire. Pero es preferible unas zapatillas de deporte a las que estemos acostumbrados, que nos sean cómodas, que por innovar lesionarnos o hacernos heridas.
    • Tener el pie seco, ya que el sudor es una de las principales causas de las ampollas. Es mejor apear a secarlo y cruzar un río descalzo, que caminar con el pie mojado.
    • Si ya han salido las ampollas, lo que recomiendan los profesionales es no pincharlas, pero en medio de una ruta de varios días, es buena opción. Para ello es indispensable una aguja desinfectada (en las farmacias se venden) y lavarlas bien con agua y jabón. Pinchar, no es cortar, rasgar, arrancar, etc.
  2. Esguinces de tobillo: aquí lo importante es prevenirlo, para ello
    • Calzado adecuado, es recomendable un calzado cómodo, de media caña, ayuda a prevenir esguinces o torceduras. Es preferible una zapatilla con la que vamos cómodos y estemos acostumbrados que por innovar, lesionarnos o hacernos heridas.
    • Bastones nórdicos o palos de trekking: ayudan mucho en las bajadas para asar estabilidad y reducen parte del impacto sobre las articulaciones.
    • Forma física, la forma física con que lleguemos al camino, ayuda mucho a disminuir las lesiones.
    • Si ya te has hecho un esguince, según el grado lo mejor será parar y visitar a un especialista o si es leve intentar seguir. Un vendaje compresivo, hielo y poner el pie en alto, puede ayudarte. Pero mejor parar si no se puede seguir, el camino te seguirá esperando, que hacer una lesión mayor.Estatua_de_un_peregrino_descansando_con_los_pies_descalzos
  3. Tendinitis: es la inflamación de un tendón por traumatismo o sobre esfuerzo repetido. ¿Como evitarlas?
    • Como siempre, ayuda mucho la forma física previa, debido al estrés físico al que vamos a someter al cuerpo y estirar al acabar.
    • Hacer un calentamiento antes de salir.
    • Preparar las etapas para que el esfuerzo sea lo más progresivo y repartido posible.
    • Si ya notamos un dolor fuerte, es recomendable que nos vea un especialista. Si por el contrario notamos un dolor leve al final del día, el frío y un vendaje nos puede ayudar.
  4. Lesiones de rodilla: su causa normalmente es. El esfuerzo repetido, el peso excesivo y algún trauma por caída.
    • Hacer un calentamiento adecuado.
    • Los palos nórdicos también ayudan
    • El buen calzado que hablábamos antes.
    • Si es un dolor fuerte que ya teníamos y se ha incrementado, merece la pena ponerse en manos de un especialista. Si por el contrario es leve, igual que con el tendón, el frío será un gran aliado.

Foto_de_Santiago_Apóstol_en_la_catedral_De_Santiago de_Compostela
Con todo esto, no queremos asustar, sino favorecer la preparación y que podáis disfrutar más. Después de un esfuerzo tan grande, casi todos los días se tiene la sensación de que algo duele, pero suelen ser dolores pasajeros y que se olvidan al llegar a Santiago y al ver al Apóstol, todo esfuerzo y dolor ha merecido la pena.

Así que ya nos queda desearos buen camino, que vuestros sueños de partida se cumplan y que si tenéis alguna lesión, que esperemos que no, recordad que Fisioterapia de la Serna, tiene también consulta en Santiago de Compostela.

Esperamos que os haya gustado y ayudado a motivaros para el camino y vuestros comentarios al acabar la peregrinación.

Desde Fisioterapia de la Serna, esperamos que os sean de utilidad. Para más información, contacta con nosotros en fisioterapiadelaserna@gmail.com.

Comparte este articulo:

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *