bastoncillos_de_oído_amontonados

Desde Fisioterapia de la Serna, queremos hablar de un tema que siempre ha estado en entre dicho, tanto que en Francia en unos años lo van a prohibir y en Inglaterra ya se ha abierto el debate, hablamos de LOS BASTONCILLOS Y SU RIESGO PARA EL OÍDO.

Cada vez son más los estudios, base del razonamiento clínico, los que van en la dirección, no sólo de que no es necesario limpiar el oído en la mayoría de los casos, sino de que los bastoncillos, no deben ser el utensilio elegido. Es más, entre sus usos originales, no estaba limpiar el oído, se inventó sobre todo para curar pequeñas heridas.

dibujo_con_las_distintas_partes_del_oído_(Interno_medio_y_externo)
De hecho, el oído, produce cerumen, de forma autónoma, como defensa, ellos mismos se limpian, expulsando la cera hacia el exterior de las orejas. Algunas personas, no necesitan en toda su vida limpiarse los oídos.

Pero, ¿qué problemas puede acarrear el limpiarse los oídos con bastoncillos? Entre los principales destacamos:

1.- Como decíamos antes, su poca utilidad, ya que el propio cuerpo se encarga de ello y al hacerlo podemos crear tapones de cera, que luego no sea posible sacar sin acudir al otorrinolaringólogo.

2.- Riesgo de aparición de infecciones, hongos y procesos bacterianos por ese acumulo de cera.

3.- Daño en el canal auditivo, que une el oído externo con el oído medio, ya que al meter el bastoncillo, podemos hacer erosiones y/o heridas, que produzcan dolor o aumenten el riesgo de infecciones.

4.- Riesgo de dañar o perforar el tímpano, con todo lo que ello puede conllevar. Diversos estudios en EE.UU., han demostrado la relación directa entre el uso de bastoncillos y el aumento de roturas timpánicas, daño que en la mayoría de ocasiones, remite por si solo, pero que en casos más graves, requiere cirugía y pueden causar parálisis facial y vértigo.

rotura_del_tímpano_por_perforación_de_un_bastoncillo
Una cosa que es importante destacar, es que la cera, no es sinónimo de suciedad. Al revés:

– Es una vía de hidratación para el oído, que tiene que tener siempre un nivel de humedad.

– Es un freno para la acumulación de polvo o suciedad, disminuye el riesgo de infecciones y elimina células muertas o suciedad de dentro del oído.

– En algunos casos, debido a la íntima relación que existe a nivel muscular, ligamentosa y nerviosa con la articulación temporomandibular (ATM), en los casos más graves de dolor y/o infecciones, está puede verse afectada.

En caso de ceruminosis, acumulo excesivo de cera, el mejor consejos que podemos dar es acudir al especialista, en este caso el otorrinolaringologo y no olvidar nunca la revisión anual.

Una vez visto estas funciones de la cera y los riesgos de los bastoncillos, no olvidemos que hay otras soluciones, que el otorrino nos contará, para limpiar nuestros oídos en caso de necesidad.

Esperamos haberos ayudado y que así mantengamos una mejor salud. Esperamos que os haya sido de interés y vuestros comentarios.

Desde Fisioterapia de la Serna, esperamos que os sean de utilidad. Para más información, contacta con nosotros en fisioterapiadelaserna@gmail.com.

Comparte este articulo:

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *