Desde Fisioterapia de la Serna, queremos hablar de un tema, que es más común y discapacitante de lo que normalmente se piensa: EL SÍNDROME DE MÉNIÈRE, que cursa con vértigo, hipoacusia (disminución en la audición) y acúfenos.

El Síndrome de Ménière, fue descrito por primera vez por el médico francés Prosper Ménière en 1861; señalando a una lesión en el oído interno como la causa de una crisis vertiginosa, de claro origen laberíntico y que se manifiesta con la tríada característica: vértigo, hipoacusia y acúfenos.

.- Causas:


En el oído interno, están los canales semicirculares que contiene un líquido llamado endolinfa. Se produce una dilatación del canal endolinfático coclear por un aumento del volumen de la endolinfa, que a su vez, esta relacionado con un bloqueo del acueducto del caracol (conducto perilinfático), que drena el exceso de endolinfa del laberinto membranoso. 


Estos tubos, junto con un nervio en el cráneo, le ayudan a interpretar la posición de su cuerpo en distintas posiciones y a mantener el equilibrio. Aunque se desconoce la causa principal del Síndrome, se cree que un aumento del exceso de líquido, puede ser una de las causas más importantes.

Investigadores sugieren una relación entre el vértigo de Ménière y condiciones que afectan a la articulación de la temporomandibular (ATM) por medio sobre todo del ligamento discomaleolar, que une el hueso martillo (malleus en la imagen siguiente) con el disco (discus articularis en la imagen) de la articulación temporomandibular (ATM). También la columna cervical, disfunción de la trompa de Eustaquio, y el malfuncionamiento del sistema nervioso autónomo, donde puede ser de mucha ayuda el trabajo de Fisioterapia de la Serna.


Otras posibles causas pueden ser:

• Traumatismo craneal.
• Infección del oído medio o interno.
• Consumo de alcohol.
• Alergias.
• Antecedentes familiares.
• Enfermedad viral reciente.
• Tabaquismo.
• Uso de ciertos medicamentos.

.- Síntomas:

Normalmente afecta a un sólo oído, aunque con el paso del tiempo, puede afectar a ambos. Los episodios suelen comenzar sin previo aviso y normalmente empieza con acúfeno y/o hipoacusia y continúa con vértigo. La frecuencia varía según cada persona.

Los principales síntomas son:

• Hipoacusia (pérdida de la audición) variable, que suele recuperarse, pero puede ir empeorando con el tiempo.
• Presión en el oído.
• Zumbido o retumbo en el oído afectado, llamado tinnitus
Vértigo o mareo, que es el que causa más problemas. Pudiendo estar acompañado de náuseas y vómitos. Pudiendo durar de minutos a horas y siendo a veces necesario tumbarse.

.- Tratamiento:

Aunque no se conoce, a día de hoy, un tratamiento para esta enfermedad, se ha visto que cambios en el estilo de vida ayudan mucho.

• Suele ser una buena ayuda la ingesta baja en sal y/o el uso de anti diuréticos.
• Evitar movimientos bruscos y luces demasiados brillantes si tiene síntomas. 
Dieta equilibrada.
• Hacer deporte regularmente.
• Eliminar el tabaco y el alcohol y disminuir la cafeína que ingerimos.
Descanso regular y de calidad.
• Disminuir el estrés, a lo que nos puede ayudar el deporte o técnicas de relajación.
Después de una crisis, se debe evitar la conducción, el estrés e ir adaptándonos progresivamente a la vida normal.

Esperamos que os haya sido de ayuda y que con los años y gracias a la investigación, podamos tener cura para este y otros muchos problemas. Así mismo agradecemos sus comentarios.

Desde Fisioterapia de la Serna, esperamos que os sean de utilidad. Para más información, contacta con nosotros en fisioterapiadelaserna@gmail.com.

Comparte este articulo:

Comments Are Closed!!!