Desde Fisioterapia de la Serna, queremos hablar de un tema muy importante, es el CUIDADO DE LA POSTURA EN LA OFICINA O EN EL LUGAR DE TRABAJO.

Un tema tan importante, que es fácil que todos o casi todos, hayamos en algun momento, sentido algun dolor de espalda, ya sea por picos de estrés en el trabajo o siendo conscientes de tener malas posturas. Yendo mas allá, es tan importante, que según estudios de EE.UU., se ahorrarían varios millones de euros al año, en días de bajas laborales.

Asi pues, vamos a daros una serie de consejos:

– Sentarse bien: las mesas suelen estar entre 70-75 cm y las sillas entre 45-50. Obviamente esto es estandar, ya que no es lo mismo para una persona de 1,68m que para una de 2m. Una vez sentados, debemos tener la pantalla a unos 55 cm de los ojos y a ser posible en línea recta, para no tener que forzar el cuello, ni la espalda. Y cuidado con alejar demasiado el teclado, podemoa acabar forzando la musculatura de la espalda, el codo debe estar en torno a los 90º de flexión.

– Cambiar de postura de vez en cuando y tener cuidado con cruzar las piernas, además de cargar la musculatura, dificulta la correcta circulación. A muchas personas les ayuda un reposa pies, ya que descarga la musculatura.

– Moverse: salvo excepciones por incapacidad, deberíamos levantarnos de la silla cada hora, hora y media. Para ello, viene bien dar un paseo, ir a beber, lo que sea, de tal manera que descarguemos y estiremos la musculatura y activemos la circulación, a la vez que despejamos la mente.

– Hacer ejercicio: haz ejercicios de estiramiento de cuello, giros, levanta los brazos, llevalos hacia delante, gira el tronco, gira los brazos y las manos, los pies, etc. Para de igual forma que el anterior, activar la musculatura, y descargar la musculutara.

– HIdratate: ya que no es bueno para el cuerpo al estar muchas horas sentados.– Si eres bruxista, para no poner en riesgo la articulacion temporomandibular (ATM), te recomendamos algunos ejercicos para relajar la zona orofacial.

– Al tener síntomas de dolor, acudir a un fisioterapeuta, ya que lo que hoy es una molestia, no tratado, en unos días puede ser un dolor grande, que nos implique más sesiones, más dolor y en casos más graves, una baja laboral.

Reduerda, que para las contracturas, tenemos algunos grandes enemigos:

– Sedentarismo: además de los ejercicios que hemos recomendado hacer en el trabajo, se recomienda hacer ejercicio, al menos 30 minutos, 3 días a la semana.

– Dieta, una dieta pesada o no equilibrada, puede llevarnos a una difícil digestión, que siempre favorecerá las malas posturas, corriendo el riesgo de entrar en un círculo vicioso, que nos pueda llevar a una contractura.

– Descansar: tanto de vez en cuando en la oficina como señalábamos antes, como por la noche, siendo muy importante la postura y calidad del sueño para el cuerpo.

– Intentar mantener un nivel de estrés bajo, dentro de nuestras posibilidades, siempre estará el cuerpo más relajado y si este sube, la probabilidad de una contractura, sube exponencialmente.

Esperamos haberos ayudado a cuidar la postura y mejorar nuestra salud y esperamos también vuestros comentarios.

Desde Fisioterapia de la Serna, esperamos que os sean de utilidad. Para más información, contacta con nosotros en fisioterapiadelaserna@gmail.com.

Comparte este articulo:

 Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *